Vaginosis bacteriana en el embarazo: causas, síntomas y tratamiento

Estar embarazada es a menudo uno de los momentos más asombrosos en la vida de una mujer. El sufrimiento al tener vaginosis bacteriana durante el mismo por otro lado puede ser bastante irritante por decir lo menos. La vaginosis es causada por un crecimiento excesivo de ciertas bacterias en la vagina, que incluyen Gardnerella vaginalis, Gardnerella mobiluncus y Mycoplasma hominis. Cuando estas bacterias se multiplican y causan infección, es importante que se la trate inmediatamente ya que pueden ocurrir más complicaciones.

Causas de la Vaginosis Bacteriana en el Embarazo:

La mayoría de las mujeres tienen estas cepas particulares de bacterias que viven normalmente dentro de su región vaginal. Esto solo se convierte en un problema cuando se multiplican rápidamente y se salen de control. Un desequilibrio puede ocurrir por una variedad de razones, incluyendo el sexo con una nueva pareja y las duchas vaginales.

Leer también: Olor a pescado después de tener relaciones sexuales

El solo hecho de estar embarazada también puede ser la causa ya que cuando las mujeres quedan embarazadas, se produce un cambio importante dentro de sus hormonas y se producen desequilibrios y uno de éstos que comúnmente ocurre es con la concentración de flora normal.

Síntomas de la vaginosis bacteriana durante el embarazo:

Algunas mujeres son asintomáticas, pero el resto de las personas con suerte reportan síntomas como:

  • Secreción vaginal espesa, acuosa, gris o blanca.
  • Irritación vaginal.
  • Fuerte olor vaginal que huele a pescado o mohoso.
  • Doloroso durante el coito.
  • Doloroso al orinar.

Tratamiento de la Vaginosis Bacteriana en el Embarazo:

Es importante que cualquier mujer reciba tratamiento rápidamente, especialmente durante el embarazo. Las mujeres con vaginosis bacteriana durante el embarazo son más propensas a dar a luz prematuramente o con bajo peso al nacer (menos de 5.5 lbs). Las mujeres embarazadas a menudo se prescriben los mismos antibióticos para tratarla que las mujeres no embarazadas, pero en dosis más bajas. También existen tratamientos naturales que incluyen tomar productos de Lactobacillus, lavado con peróxido de hidrógeno al 3%, aplicación de ajo o gel de lactato.

Tratamiento para la vaginosis bacteriana en general

Como se dijo anteriormente el tratamiento más común para la vaginosis bacteriana será un antibiótico. Algunas veces, esta es una píldora que puede tomar por vía oral o puede ser una crema vaginal. Estos tratamientos funcionarán bastante rápido y restablecerán el desequilibrio bacteriano de la vagina en el equilibrio adecuado. Sin embargo, algunas mujeres sufren de vaginosis bacteriana recurrente y en estos casos los antibióticos tienden a enmascarar el problema subyacente.

Te puede interesar: Tratamiento olor a pescado en la vagina

También se habló de los remedios naturales durante el embarazo; algunos de ellos incluyen el uso de probióticos como los que se encuentran en el yogurt. Algunos informes han demostrado que el vinagre de sidra de manzana tomado como baño de asiento funciona bien; sin embargo, en este caso, querrás consultar con tu médico y asegurarte de no beber vinagre de sidra de manzana, ya que podría empeorar tu condición.

Algunos médicos adoptan la actitud de esperar y ver cuando se trata de la vaginosis. Esto se debe a que con el tiempo es posible que su cuerpo regrese a un estado equilibrado; esto probablemente dependerá de qué tan grave sea tu problema y de si tienes o no síntomas.

Cuando se trata de tratamiento para la vaginosis bacteriana, ciertamente tienes opciones. No tienes que vivir con el picor, la secreción y el olor a pescado, te invito a leer mi historia y te des cuenta como supere la vaginosis bacteriana de una vez por todas, con todos sus síntomas, incluso el desagradable olor a pescado después de tener relaciones sexuales.

Contáctenos

, , ,

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes